David Gámiz

Share
David Gámiz

David Gámiz

Soy Lojeño, Granaíno y Andaluz. Ahora ciudadano Catalán, y desde aquí sigo con el proyecto que tanto esperaba de ecologismo y política 2.0. De corazón artista pero por azares de la vida también Ingeniero técnico en diseño industrial. Amante de las bandas sonoras, los videojuegos y del arte en general. También de la informática, la tecnología y la Ciencia. Defensor, usuario y donante del software libre. Agnóstico. Europeísta, de la Europa de los pueblos unidos, en respeto y solidaridad inter-territorial. Con conciencia de clase trabajadora, con valores procedentes de una familia de emprendedores autónomos. Entiendo que no podemos construir una convivencia eficiente si no es en armonía con la madre tierra. Respetar y amar a aquellas personas diferentes por que sin ellas no tendríamos sentido de la vida. Amar la vida y respetar a los muertos, en su memoria, por lo que hicieron por nosotros antes de existiésemos y por lo que nos puede aportar su experiencia previa.

Espoleado por el 15M finalmente di el paso social hacia la política, escalón ineludible para transformar nuestra Sociedad Democrática Representativa. Siempre diré que soy primero del 15M y después EQUO. Comencé en EQUO Granada en el inicio del partido y ahora sigo desde hace más de 1 año y medio en Santa Coloma de Gramenet con el mismo entusiasmo. Desde que empecé en Granada y ya aquí en Barcelona entendí que para ser un ciudadano político óptimo debía aprender y mejorar mucho. Más adelante conocí al grupo de EQUO Catalunya y he participado y ayudado en todo lo que he podido durante este tiempo.

Me gustaría continuar con mi implicación en el proyecto EQUO ya que parece que faltan personas y es positivo que siga a pleno rendimiento esta comisión. Y esperando que se presenten compañeras nuevas, ya que la RENOVACIÓN continua de los órganos es positivo para el proyecto común que defendemos. 
Además creo que en esta comisión debemos ser un agente activo dentro de la estructura y mediante esta herramienta canalizar y articular todas las posibles mejoras, mediante la vigilancia continua sobre todos los aspectos de nuestra organización, susceptibles de mantener su sentido actual y una operatividad óptima.